Por homicidio de custodio, hombre fue sentenciado a 33 años de prisión

Pachuca Hgo., a 18 de enero del 2018

 

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), a través de la Subprocuraduría de Procedimientos Penales región oriente obtuvo sentencia condenatoria para un hombre, por su participación en el delito de homicidio calificado agravado en contra de un velador.

El homicidio ocurrió la madrugada del 15 de febrero del 2015, cuando el ahora sentenciado se introdujo en una bodega de la empresa COHI CONSTRUCCIONES S.A. de C.V., ubicada en la calle Felipe Ángeles, en la colonia El Venado, municipio de Mineral de la Reforma, con la finalidad de  sustraer maquinaria.

El sentenciado, quien responde a las iniciales B.L.L., en compañía de tres personas más, golpeó en la cabeza a la víctima de iniciales M.C.E., a quien además lo sujetó con un alambre por el cuello, dejándolo inmóvil e imposibilitado para impedir el robo.

Los responsables del delito se dieron a la fuga a bordo de una camioneta, mientras que por los golpes ocasionados con una varilla, la víctima fue trasladada al nosocomio, donde días más tarde perdió la vida, a casusa de las lesiones propinadas por los golpes que recibió.

Una persona que se encontraba en el lugar de los hechos pudo ver al hombre que cometió la agresión y lo identificó como el anterior velador de la bodega.

Derivado de los hechos, la agente del Ministerio Público adscrita a la Dirección de Investigación y Litigación región oriente, ordenó las indagatorias correspondientes para dar con el paradero del presunto responsable del homicidio, así como de sus cómplices.

Una vez que los policías investigadores localizaron al agresor, se le imputaron los cargos. Posteriormente, al cumplirse todas las fases del procedimiento penal, B. L. L., fue sentenciado a 33 años y seis meses de prisión, además le fue requerido el pago de una multa para la reparación del daño.

El trabajo de la agente del Ministerio Público en la investigación fue fundamental para allegarse de medios probatorios y así presentarlos al juez, quien los validó y a través del Tribunal Colegiado obtener la sentencia de 33 años.